¿Y si es hora de decirle adiós a los “me gusta” en Instagram?

¿Y si es hora de decirle adiós a los “me gusta” en Instagram?

La red social ha anunciado que esta semana desaparecen los likes en Estados Unidos. Algo que ya ha pasado en Australia, Canadá, Italia o Irlanda.

Viernes noche, sales de fiesta con tus amigas y decides hacerte una foto para tu cuenta de Instagram.

No eres de subir muchas imágenes, pero ese día te ves guapa y el look te encanta. ¿Qué puede salir mal?

Después de tener a tu amiga-fotógrafa esclavizada durante 15 minutos a golpe de click, consigues la ansiada foto. La recortas, le pones un filtro favorecedor y piensas un texto ingenioso que la acompañe. ¡Listo! Subir.

Enseguida el móvil se empieza a iluminar con notificación tras notificación. En total, 60 nada desdeñables “me gusta” de amigos y familiares, y algunos comentarios que gritan ¡guapa!, posiblemente de tus compañeras de trabajo.

“¿Eso es todo?”, te preguntas. “Tienes 300 seguidores, ¿qué esperabas?”, te respondemos.

El otoño emocional

El otoño emocional

Dejar caer nuestras hojas…

¿Cómo te sentirías si supieras dejar caer las hojas de …?: las emociones aflictivas, las experiencias que al recordar te provocan dolor, los apegos a cosas materiales innecesarias, el tiempo utilizado en situaciones que te aportan poco valor emocional, las palabras hirientes que dijimos, las que recibimos, las lágrimas, las malas caras, las situaciones tensas.

Si supiéramos dejar caer esas hojas. ¿Cuánto más liviana sentiríamos la vida?

Si supiéramos mantenernos en el tronco y las ramas, en lo importante y valiosos de nuestra vida ¿Cuánta energía acumularíamos para crear lo que realmente deseamos?, como el árbol se mantiene desnudo todo un invierno para crear su frondosidad de hojas, frutos y flores.

¿Cuántas personas y experiencias nuevas atraeríamos a nuestra vida?, como el árbol atrae hermosos pájaros que construyen en él su nido.

Si supiéramos crear el esplendor de la siguiente primavera, siendo conscientes de su caducidad, como sabe hacerlo la naturaleza, ciclo tras ciclo, sabríamos vivir disfrutando el presente, el aquí y ahora.

Te ofrezco 3 reflexiones para que te habiten

Este verano, ‘refresca’ tu vida

Este verano, ‘refresca’ tu vida

Nos visita el verano que, con sus altas temperaturas, nos invita a despojarnos de la ropa de abrigo, a veces pesada, voluminosa, incluso hasta incómoda, aunque nos proporcione cobijo.

Además de las altas temperaturas, nos trae las deseadas vacaciones estivales a la que solemos asociar la palabra “desconectar”. En estas líneas, te propongo sustituirla por la expresión “desvestir nuestra vida”

El resto del año tenemos un estilo de vida más estructurado en horarios y tareas, marcado principalmente por la agenda laboral a la que se añade en algunos casos la agenda escolar. Las vacaciones estivales, son la gran oportunidad de salir de esa rígida estructura, alargar tiempos de aficiones y ocio, vestir más ligeros de ropa…. ¿por qué no aprovechamos la misma oportunidad para desvestir de prendas pesadas nuestra vida y vestirla con ropajes más ligeros?

Operación bikini

Operación bikini

Operación bikini: cuando esos «kilitos de más» son severamente castigados por la sociedad

Llega el calorcito y, la subida que viene, no es solamente de temperatura, sube la presión social sobre la estética femenina.

De hecho, apunta la socióloga Alicia Aradilla, experta en neurolingüística, «el mismo nombre ya es el primer delator: “operación bikini” como algo exclusivo de la mujer.

La presión social, como tal, afecta también a la estética masculina, pero la diferencia de intensidad en esta presión es casi escandalosa».

Ante esto, Aradilla, explica que «la lingüística da pistas.

Un claro ejemplo, es el nuevo término “fofisano” para aquellos hombres que no cumplen totalmente los cánones de belleza, un término nuevo que en su significación social excusa a todas aquellas barriguitas masculinas, mientras que para ellas continúan en nuestro lenguaje, los términos “gordita” “rellenita”, que guardan un regusto peyorativo».

Una pareja de tres

Una pareja de tres

El término pareja hace referencia a dos, aunque cuando se trata de parejas de amor romántico, lo ideal es que sea de tres, pero no de tres personas, sino de tres ámbitos fundamentales, más que para que la pareja perdure en el tiempo, para que el amor perdure en el tiempo.

El sociólogo Zygmunt Bauman nos apunta en su obra “El amor líquido” la fragilidad de los vínculos humanos en estos tiempos líquidos en los que parece que las relaciones se fraguan y a la vez se desvanecen con excesiva facilidad, como líquido en las manos.

El mejor ejemplo de esa fragilidad: las relaciones de pareja.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies