La normalidad a la que volveremos tras el coronavirus será distinta

La normalidad a la que volveremos tras el coronavirus será distinta

El miedo al coronavirus, a enfermar, a temer por la salud de nuestra familia y nuestros seres queridos, la preocupación por el futuro, por nuestros empleos, por nuestros exámenes… está afectándo a la sociedad a todos los niveles.

La preocupación por el coronavirus nos tiene en ascuas, ¿y si yo soy el siguiente? ¿Y si no salgo de esta?

Estamos en una situación de incertidumbre inédita.

Las preguntas que nos hagamos determinarán mucho nuestro estado anímico, que repercute directamente en nuestro sistema inmunológico, y como sabemos en estos momentos de contagio es crucial.

Preguntarte como ¿qué recursos hay dentro de mí que pueden ayudarme a vivir esta situación? ; ¿Qué reordenación de mis valores provoca esta situación? Llevarán a la persona a otros lugares emocionales internos, más útiles y además, más agradables.

Lo que aprendimos con los 50 años de Jennifer Lopez y Jennifer Aniston no tiene nada que ver con su cuerpo

Lo que aprendimos con los 50 años de Jennifer Lopez y Jennifer Aniston no tiene nada que ver con su cuerpo

Que Jennifer Lopez tenga 115 millones de seguidores en una red tan joven como Instagram –cuyo perfil de usuario mayoritario tiene entre 18 y 24 años– significa mucha cosas.

Que Jennifer Aniston en tan solo seis meses –se unió tarde a esta red–, atesore casi 30 millones de followers, también.

La viralidad de ambas se puede estudiar desde muchos puntos de vista, pero hoy queremos hacerlo centrándonos en todo lo que significa que mujeres de más de 50 años sean los referentes de las nuevas generaciones.

No podemos obviar que parte de esa viralidad se origina a raíz de fotografías en las que queda presente el carácter apolíneo de su cuerpo, pero realmente lo que aprendimos de los 50 de JLo y Jennifer Aniston –y de tantas otras– va mucho más allá de la estética.

Conflicto Cataluña – España, cuestión de identidad narrativa

Conflicto Cataluña – España, cuestión de identidad narrativa

El conflicto Cataluña – España es un problema que lleva mucho tiempo siendo actualidad.

Muchos son los que intentan tratar de descubrir las claves de un tema que no es nuevo, pero que se ha agudizado en los últimos tiempos. Es importante ahondar en la búsqueda de acercamiento y resolución, de entendimiento posible de este grave problema que lleva varios años en primera línea y que su evolución sigue preocupando a la sociedad.

El punto de vista sociológico es vital en este conflicto, por ello, la socióloga Alicia Aradilla, experta en neurolingüística desvela que este problema es una cuestión de identidad, de identidad narrativa, la experta explica el por qué:

“La Identidad Narrativa permite explicar algunas de las claves de la relación actual entre España y Cataluña. La Identidad Narrativa es un concepto nacido entre la sociología y la filosófica que responde entre otras las preguntas. ¿Quién soy? ¿Cómo lograr ser lo que quiero? A través de la narrativa se construyen los cimientos de la identidad. Apelar a la identidad en procesos de conflictos los aumenta considerablemente, creando dos situaciones lamentables: ‘Todo acto del otro, lo considero una agresión directa hacia mí’, ‘el resto de implicados, sólo pueden tomar dos posiciones: conmigo o contra mi'”.

En el caso del conflicto España – Cataluña, las respuestas a estas tres preguntas dan una clara visión:

  • ¿Quién soy?
  • ¿Quién “quiero” ser?
  • ¿Cómo lograrlo?
Enero es un mes muy curioso en relación al consumo

Enero es un mes muy curioso en relación al consumo

Los primeros días del año, entramos en un listado, a veces excesivo, de regalos para familiares y amigos, para unas personas con más ilusión y ganas que para otras.

Finalmente todas, tendrán nuestro regalo. Parece que vendedores y compradores entren en una curva de alta velocidad.

Si la última noche de festividad navideña, salimos a pasear por las calles, ya podemos ver los primeros carteles de Rebajas.

El mismo producto por menos dinero, nos coloca de nuevo en la casilla de salida de la autopista del consumo, más impulsivo que consciente.

Esta dinámica de consumo de los objetos, la hemos trasladado magistralmente a nuestras relaciones personales, como bien expone el sociólogo Zygmunt Bauman en sus postulados de Sociedad Líquida.

La tecnología actual, ha sido una impulsora indiscutible en este proceso, a veces, como una gran aliada, otras, como un regalo envenenado.

LAS CARACTERÍSTICAS QUE LE PEDIMOS A LOS OBJETOS, AHORA ¿TAMBIÉN SE LA PEDIMOS A LAS PERSONAS?

¿Y si es hora de decirle adiós a los “me gusta” en Instagram?

¿Y si es hora de decirle adiós a los “me gusta” en Instagram?

La red social ha anunciado que esta semana desaparecen los likes en Estados Unidos. Algo que ya ha pasado en Australia, Canadá, Italia o Irlanda.

Viernes noche, sales de fiesta con tus amigas y decides hacerte una foto para tu cuenta de Instagram.

No eres de subir muchas imágenes, pero ese día te ves guapa y el look te encanta. ¿Qué puede salir mal?

Después de tener a tu amiga-fotógrafa esclavizada durante 15 minutos a golpe de click, consigues la ansiada foto. La recortas, le pones un filtro favorecedor y piensas un texto ingenioso que la acompañe. ¡Listo! Subir.

Enseguida el móvil se empieza a iluminar con notificación tras notificación. En total, 60 nada desdeñables “me gusta” de amigos y familiares, y algunos comentarios que gritan ¡guapa!, posiblemente de tus compañeras de trabajo.

“¿Eso es todo?”, te preguntas. “Tienes 300 seguidores, ¿qué esperabas?”, te respondemos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies