El consumo emocional en las rebajas ¿qué es y cómo nos afecta?

El consumo emocional en las rebajas ¿qué es y cómo nos afecta?

Las expectativas personales y familiares tienen un papel primordial en el consumo emocional

Cuando estas se cumplen, “se asemejan a felicidad, e incumplidas desembocan en frustración o impotencia “, según señala la socióloga experta en neurolingüística, Alicia Aradilla, con motivo del inicio del periodo de rebajas de invierno.

En ocasiones, uno mismo se permite expresar estas emociones aflictivas y otras veces, paradójicamente, “hacemos todo lo posible para esconderlas o disimularlas “, asegura la especialista, quien es también autora del libro ‘Las palabras que nos habitan’.

Durante las Navidades, el consumo empieza siendo emocional, reencuentro de los miembros familiares y celebraciones repartidas en distintos hogares. Momento que se convierte en una oportunidad inigualable de desarrollo personal donde la comunicación asertiva puede ser un gran aliado.

Pasados estos días de consumo emocional intenso a través de las distintas experiencias familiares, la recta final navideña concluye con el consumo material. Regalos para todos, aunque no todos comprados desde el mismo estado emocional, “de nuevo se transita de la ilusión a la obligación pasando por todo un surtido de motivaciones, como quedar bien, mostrar amor o simplemente mostrar nuestra capacidad económica “, ejemplifica Aradilla.

“El broche final del consumo emocional se cierra con las rebajas “, afirma. El momento de los autoregalos, los caprichos, o el acceso a lo inaccesible el resto del año ofrece dos grandes caminos que van desde la avaricia al consumo consciente.

En palabras de la socióloga, la avaricia ha sido “tildada por décadas como un pecado capital que alude deseo a la posesiones materiales “, por el contrario, “el consumo consciente tiene en cuenta el máximo de aspectos relacionados con su producción como las condiciones laborales, el trato al medio ambiente, la geopolítica “, etcétera.

 

CLAVES PARA EL AUTOCONROL

Para la experta, una de las claves de estas fechas es preguntarse a uno mismo para saber en qué lugar de la escala está su consumo, por ejemplo ¿dónde se ha producido el producto? o ¿qué requisitos éticos cumple la empresa? son cuestiones que pueden ayudar a decidirse.

El precio es otro de los factores fundamentales a la hora de comprar, pero no todo son ganas, cuando se paga un bajo costo hay alguien que contrarresta las pérdidas, en este punto hay que saber quién va a ser, en muchos casos es el propio medio ambiente o incluso el trabajador que lo produjo con unas pobres condiciones laborales.

Rebajas: 7 preguntas para controlar el consumo emocional

Rebajas: 7 preguntas para controlar el consumo emocional

Antes de comprar, hazte estas preguntas

Para practicar el autocontrol durante las rebajas y realizar un consumo consciente, Alicia Aradilla, aconseja hacerse las siguientes preguntas:

El origen. ¿Dónde se ha producido este producto?, ¿Qué requisitos éticos cumple la empresa que lo ha producido?

El precio. Cuando creemos haber encontrado una ganga cabe preguntarse en quién repercute lo que yo no pago. ¿Quién o qué pagará por mí: el medio ambiente, el trabajador que lo produjo…?

Lo que aporta. Lo que vas a adquirir, ¿te aporta un valor simbólico o un valor de uso? Es decir, el primer reloj que compras aporta un valor de uso, pero si compras más relojes te aportarán un valor simbólico. Y así sucede con otros tantos productos que acumulamos.

La necesidad. ¿Cuántos pares de zapatos (o complementos como pañuelos, guantes, pulseras, pendientes…) tenemos en casa? Y la pregunta general: Realmente, ¿necesito lo que voy a comprar?

El concepto de «tiempo». Resulta útil para valorar si hacemos un consumo consciente la idea de intercambiar unidades de medida. Dinero por tiempo, por ejemplo. ¿Cuánto tiempo de trabajo y de esfuerzo te costó reunir ese dinero que te vas a gastar ?, ¿Qué precio emocional tuvo para ti y tu familia el tiempo laboral que no dedicaste a otras áreas de tu vida?

Tardes de domingo, ¿cómo superarlas?

Tardes de domingo, ¿cómo superarlas?

Los lunes, gozan de mala fama, son días que nos cuesta arrancar el día y la semana, tenemos muchos y variados refranes, dichos, citas para los lunes.

Aunque la mayoría son más para sobrevivir al lunes que para disfrutarlo. ¿Disfrutar un lunes? Hablar de disfrutar un lunes, en algunos entornos roza el sacrilegio.

Vamos a dar un pequeño paso atrás temporal, antes de los lunes, están los domingos, y sus tardes, parece ser la hora maldita por excelencia.

¡Los domingos tarde! A veces son la antesala emocional de todas las incomodidades del lunes.

Domingos tarde. De vuelta a casa desde la segunda residencia, soportando colas de tráfico, es más, sabiendo de antemano, que las haremos, tardes que consumen una parte considerable de tiempo en tareas como preparar la logística de la semana, como cocinar raciones para llevar al trabajo, mochilas de cole cuando no es verano y de actividades extra escolares de los hijos, revisar la agenda laboral para prepararse mentalmente a comenzar la semana unas pocas horas después o, ahora en verano si aún no se disfruta de las vacaciones, volver a tu puesto de trabajo para empezar de una nueva semana laboral.

Incluso, en algunos casos, trabajar algunas horas para bajar la presión de la semana laboral.

Así las tardes de domingo, oficialmente un tiempo de ocio, es consumido por tareas y más tareas.
Hay algunas corrientes teóricas que postulan que los días de la semana y las emociones que se le asignan no son más que un esquema mental que nos hemos creado. En una parte esta afirmación puede ser tenida en cuenta, pero la realidad de trabajar de lunes a viernes y descansar en fin de semana, es evidente que crea, no sólo esa manera de percibirlo emocionalmente, sino que diseña la agenda cotidiana.

Volvamos a los domingos tarde, hemos hecho un pequeño recorrido por todo lo que sucede a nuestro alrededor, aunque también tiene especial relevancia, como lo percibimos internamente. Realizar todas estas tareas nos lleva a un marco temporal futuro y genera un estado emocional, ahí está la clave.

¿Qué estado emocional nos genera ese transporte emocional?

En muchas ocasiones es un estado de incomodidad incluso aflictivo, si es así nuestro foco se reorienta de manera casi automática a identificar aquello que no nos gusta, lo que percibimos como problemas, más que retos y entramos en modo dilema, difíciles de resolver por nuestra mente. Es una de las principales razones de la “mala fama” de los domingos tarde.

Propuestas para percibir y vivir de manera agradable las tardes de domingo

  • Poner conciencia en nuestro estado emocional para gestionarlo.
  • Redirigir el foco a todos los acontecimientos de la semana, que probablemente también los hay, en lo que sucederá que nos hace ilusión, nos gusta.
  • Mantenernos en el momento presente, aquí y ahora, cuando se realizan estas tareas logísticas preparando el futuro lunes.
  • Al finalizar las tareas logísticas, realizar alguna pequeña acción que nos agrade y nos devuelva al tiempo de ocio del domingo, como 15 minutos de alguna lectura preferida, una conversación relajada con la pareja, un baño de sales, escuchar música preferida.
  • Crear un pequeño ritual familiar de cierre del fin de semana que contribuya a sentir emociones agradables, por ejemplo, jugar a identificar los mejores momentos compartidos en el fin de semana, para simbólicamente, ponerlos en las mochilas de cole o en la agenda laboral.
  • Los domingos tarde además de ser un tiempo de descanso, también puede ser un momento muy especial de reflexión de la semana vivida y antesala de la semana por vivir, es nuestra percepción interna lo que los convierte en momentos agradables, así que ahora que sabes cómo hacerlo , que abierta la invitación a convertirlos en lo que tu deseas.
¿Cómo ser padres sin que muera la pareja, ¿vacaciones para los niños y estrés para los padres?

¿Cómo ser padres sin que muera la pareja, ¿vacaciones para los niños y estrés para los padres?

En junio llegan las vacaciones escolares con la consiguiente mayor logística para los padres, ¿cómo es el proceso mental y emocional de los padres? Alicia Aradilla nos lo cuenta.

La primera reacción mental es la pregunta “¿Qué hago?” Aunque la mente rápidamente pasa la siguiente pregunta “¿Cómo lo hago?”.

Así comienza una estructura de pensamientos enlazados enfocados a la logística. La diferencia entre las vacaciones escolares y las laborales, es abismal. Esto supone poner en marcha toda una maquinaria familiar, que en consecuencia afecta a la vida de pareja. Los padres concentran la mayor parte de sus energías en esta responsabilidad dejando a un lado la atención a la pareja.

El sentimiento de los padres va transformándose cada verano, según los hijos crecen, pues las circunstancias cambian, desde las edades más tempranas centradas en el gran presupuesto que significan canguros, campamentos o estancias en el extranjero, hasta la edad adolescente, en la que los hijos comienzan a reclamar sus propios planes, La distancia entre los planes propuestos por hijos y padres suele ser enorme. La sensación de distancia emocional, la rebeldía y control que sugiere la adolescencia acentúa un estado emocional poco útil para llegar a soluciones. Un estado emocional agradable como padres, creará una mente logística más poderosa.

¿Cómo hacer para que exista un estado emocional motivador como padres y que a la vez cuide a la pareja?

Bajar la intensidad: Sugiero bajar la intensidad del rol de papás organizadores y reconectar con la esencia de la paternidad. Aquella que nos resalta otras maneras de verlo, y por tanto, de sentirlo, como por ejemplo, que nuestros hijos disfruten de un diseño de calendario que les permita conectar con su esencia de ser lo que son.
Tiempo para vivir y escuchar: Cuando conectamos con la libertad de horarios que suponen las vacaciones escolares, sentimos que nuestros hijos, tienen aquello que merecen: la vida.
Aunque es evidente que una buena logística aporta tranquilidad a los padres y orden al sistema familiar, es imprescindible que, en paralelo, la pareja se cuide. En el caso de nuevos modelos familiares creados a partir de dos familias, aparecen nuevos roles como padres: padres biológicos y padres sociales, las logísticas se complican aún un poco más y la pareja, requiere aún más, ser considerada y cuidada, ya que es más fácil sentirse erosionado emocionalmente por el día a día. Así cuando llegue el periodo en que hijos y padres pueden coincidir en vacaciones, estas sean para construir y crear mejores vínculos, y no para sanar las tensiones del resto del año.

Fácil de razonar, pero algo más difícil de aplicar ¿Qué pequeños pasos pueden ayudarnos?
Conectar con las oportunidades de desarrollo personal que suponen para nuestros hijos las vacaciones escolares.
Auto recordarnos que deseamos su felicidad y las vacaciones pueden ser un buen momento para ello, ya que a veces, en periodos escolares van sobrecargados de tareas.
Cuidar y mantener la pareja. Paradójicamente, lo más importante no es siempre el tiempo. En la mayoría de familias, precisamente en vacaciones escolares, hay menos tiempo, también es importante, la predisposición y la actitud.

¿Cómo mantener activa la predisposición y la actitud?

Una mirada cómplice, o simplemente mirarse a los ojos por unos 30 segundos (suficiente para conectar); una sonrisa que diluya los momentos más estresantes; un pequeño ritual en momentos de soledad, por ejemplo, antes de ir a descansar, proponerse 5 minutos de charla, de cualquier tema que no esté relacionado con los hijos (ya ocuparon la mayor parte del día) sino con la pareja “¿Cómo fue tu día? ¿Cómo te sientes?”

Y uno de los secretos a voces, de mantener la pareja es un abrazo largo y sobre todo, silencioso, dejando las palabras a un lado, para permitirse sólo sentir. Un abrazo diario es la dosis mínima.

Algunas teorías neurológicas proponen que una persona para sentirse emocionalmente plena, necesita 5 abrazos al día. Es curioso porque a veces, nos parece demasiado entre adultos, sin embargo lo hacemos con los hijos, a los que abrazamos a cualquier oportunidad.

Trasladarlo al mundo de la pareja es sinónimo de cuidarla y potenciarla.

Las vacaciones escolares hacen mucho más compleja la logística familiar y a la vez son una gran oportunidad para los padres para poner atención en la pareja y fortalecerla.

En vacaciones los divorcios se disparan, ¿cómo evitarlo?

En vacaciones los divorcios se disparan, ¿cómo evitarlo?

Nuestro país es el segundo país de la UE con mayor tasa de rupturas por minuto

Cada año, los datos lo demuestran, llega septiembre y una de las noticias esperadas es el aumento de divorcios en España, siendo el segundo país de la Unión Europea con la mayor tasa de rupturas, con una media de 400.000 anuales y produciéndose una cinco cada minuto. De hecho, en septiembre pasado numerosas parejas tomaron la decisión de separarse tras las vacaciones, pero, ¿sabemos cómo podría evitarse? Se sabe que el aumento de horas libres junto a la pareja, el paso de ritmo estresante al relax de las vacaciones, puede convertirse en el peor enemigo de la vida en común.

Alicia Aradilla, socióloga experta en neurolingüística, es defensora del poder de las palabras, lo que decimos, y más bien, lo que nos decimos, puede cambiarlo todo. ¿Son las vacaciones una causa directa de estas estadística?:

«Más que buscar una respuesta, reflexionemos sobre las palabras que habitan en las parejas en las vacaciones, entre otras, habita “afrontar realidad”. Una vida cotidiana cargada de actividades puede ser una buena excusa para evitar afrontar el estado emocional de la pareja…. mirarse a los ojos, comunicarse y afrontar la situación que comparten. Las vacaciones dan lugar a ese espacio de comunicación, reflexión y acción».

La comunicación entre la pareja, clave para evitar la ruptura

La comunicación entre la pareja, clave para evitar la ruptura

Pasar 24 horas 7 días a la semana con tu pareja puede ser toda una prueba de convivencia.

Según los expertos, los divorcios se disparan en esta época del año.

¿Cómo podemos mejorar la comunicación para reforzar la pareja?
Cuando una crisis de pareja viene de atrás y se ha dilatado en el tiempo, la convivencia continua durante el verano puede ser el detonante de la ruptura. ¿Cómo podemos actuar? ¿Puede prevenirse? La socióloga experta en neurolingüística Alicia Aradilla, autora de ‘Las palabras que nos habitan’ (Ed. Uno), es defensora del poder de las palabras.

La experta asegura que lo que decimos puede cambiarlo todo: “Una vida cotidiana cargada de actividades puede ser una buena excusa para evitar afrontar el estado emocional de la pareja, como mirarse a los ojos, comunicarse y afrontar la situación que comparten. Las vacaciones dan lugar a ese espacio de comunicación, reflexión y acción. En verano existe más contacto continuo en la pareja y se ponen a prueba las habilidades de comunicación y la capacidad para resolver problemas”.

Recomendaciones: crea un espacio para la reflexión

Es clave tener una comunicación adecuada, ser empático y tener respeto. Además, la experta recomienda: “Introducir en la vida cotidiana espacios para la reflexión personal y también para reflexionar la pareja, sin esperar a las vacaciones estivales.”

El dato: ¿Cuántas parejas rompen?

España es el segundo país de la UE con la mayor tasa de rupturas, con una media de 400.000 anuales, produciéndose una cinco cada minutos. Los divorcios se han triplicado en los últimos 15 años, según el Consejo General del Poder Judicial: han pasado de 37.586 a 114.019 rupturas.

Comunicación: tendiendo puentes

Las palabras que decimos, las que escribimos… son nuestra forma de comunicarnos. Según Aradilla, “la calidad de la comunicación en la pareja es fundamental.” Cuando no hay calidad comunicativa surge el “tenemos que hablar” o “no te soporto más”. La socióloga concluye diciendo: “El divorcio es un hecho vital traumático, pero vivirlo de manera traumática se puede evitar.”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies