Operación bikini: cuando esos «kilitos de más» son severamente castigados por la sociedad

Llega el calorcito y, la subida que viene, no es solamente de temperatura, sube la presión social sobre la estética femenina.

De hecho, apunta la socióloga Alicia Aradilla, experta en neurolingüística, «el mismo nombre ya es el primer delator: “operación bikini” como algo exclusivo de la mujer.

La presión social, como tal, afecta también a la estética masculina, pero la diferencia de intensidad en esta presión es casi escandalosa».

Ante esto, Aradilla, explica que «la lingüística da pistas.

Un claro ejemplo, es el nuevo término “fofisano” para aquellos hombres que no cumplen totalmente los cánones de belleza, un término nuevo que en su significación social excusa a todas aquellas barriguitas masculinas, mientras que para ellas continúan en nuestro lenguaje, los términos “gordita” “rellenita”, que guardan un regusto peyorativo».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies