Pautas saludables en el teletrabajo: lo que hacemos mal y cómo hacerlo bien

Pautas saludables en el teletrabajo: lo que hacemos mal y cómo hacerlo bien

Es importante establecer límites emocionales para superar con éxito nuestra jornada laboral desde casa

Si antes del confinamiento derivado de la crisis de coronavirus la idea de trabajar en casa sonaba idílica para algunos, el teletrabajo «obligado» no es tan placentero como parecía.

La falta de espacio, la dificultad para delimitar los horarios o las constantes distracciones van poco a poco sumando razones para hacer cada vez más complicada la jornada laboral.

La abrupta llegada del teletrabajo hace que tengamos que adaptarnos a la velocidad de la luz a él. Casi como método de supervivencia, tenemos que aprender a adaptar una rutina de trabajo que tenemos muy asimilada a las cuatro paredes de nuestra casa.

«Los hogares están diseñados para la convivencia familiar, y ahora nos vemos obligados a convertirlo en un espacio de trabajo», explica la socióloga Alicia Aradilla, autora del libro «Teletrabajar, pero bien» (Diana).

«El COVID-19 nos dejó sin tiempo de transición, sin periodo de aprendizaje y sin manual debajo del brazo», explica en el libro.

 

Sonreír con la mirada

Sonreír con la mirada

¿Cómo sonreír con la boca escondida tras una mascarilla?

Cuando más necesitamos sonreír, para mantener un estado inmunológico saludable, Covid-19 nos ha tapado la boca.

Qué paradoja que el virus nos dificulta practicar lo que protege nuestra salud física, emocional y social: LA SONRISA

No podemos acercarnos los unos a los otros, no podemos compartir la vida, charlando…. La palabra ha quedado restringida. No podemos abrazarnos…El tacto también ha quedado restringido.

Más que nunca, necesitamos sonreír, es más, ¡queremos sonreír!. La sonrisa nos permite comunicarnos sin palabras, sentirnos acogidos y aceptados sin abrazos.

Diversos estudios científicos han identificado hasta 50 tipos de sonrisas diferentes. Otros estudios, revelan que la sonrisa es un factor clave en la seducción amorosa, pues de un modo cuasi irracional, percibimos más atractivas a las personas que sonríen.

Percibir una persona más atractiva, no sólo tiene repercusiones en la seducción o el cortejo, también las tiene en el resto de las relaciones. Sentirnos rodeados de personas sonrientes, lo tomamos cómo un indicador de saber seleccionar bien nuestras relaciones, incluso lo relacionamos con la suerte: ¡Qué bien que la profesora de este año de mis hijos es sonriente!; ¡Qué bien que la persona que me tocó en ventanilla, es sonriente!; ¡Que bien, que el chofer del autobús que cada día me lleva a trabajar es sonriente! La sonrisa la clasificamos como indicador de buena suerte en nuestras vidas.

El teletrabajo pasa de ser una alternativa a convertirse en necesidad

El teletrabajo pasa de ser una alternativa a convertirse en necesidad

Sin guarderías ni colegios, el teletrabajo es el plan B

Con las guarderías y los colegios cerrados hasta septiembre, volver a trabajar en la desescalada de la crisis del coronavirus se convierte en un problema añadido.

Esta situación pone en dificultades a muchas familias con niños que reanudan su trabajo fuera del hogar y que no pueden contar con los abuelos ni con el recurso de los campamentos de verano.

Los datos de una encuesta realizada por la empresa Yoopies, durante el confinamiento, en el 62 por ciento de los hogares analizados al menos uno de los padres ha podido quedarse en casa teletrabajando y así cuidar a sus hijos. En el resto de familias, concretamente en un 17 por ciento de los casos, uno de los padres ha continuado trabajando fuera de casa o uno de ellos no trabaja de manera habitual. Solo en el 3 por ciento de los casos ninguno de los progenitores trabaja.

 

TGIF con Alicia Aradilla

TGIF con Alicia Aradilla

TGIF con Alicia Aradilla: El poder de la palabra en el Covid19.

Entrevista realizada por el canal de vídeo Capitalismo Consciente España

 

El ritual personal como sustituto del funeral

El ritual personal como sustituto del funeral

El Covid-19 ha traído la muerte a nuestras vida cotidiana de manera repentina, con el agravante de que ha anulado la posibilidad de despedir a nuestros fallecidos. Nos quedamos sin ritual de despedida.

«Este hecho tiene una evidente repercusión psicológica en las personas a las que les afecta directamente, pero también la tiene para el conjunto de la sociedad, porque el ritual funerario apacigua la angustia que provoca la idea de morir de manera individual y colectiva», explica la socióloga Alicia Aradilla.

Con el coronavirus «llega el momento de crear nuevos rituales de despedida a nuestros seres queridos, para mantener la salud emocional como sociedad», indica la socióloga.

La sociedad post pandemia

La sociedad post pandemia

Esta crisis está haciendo consciente a la ciudadanía de su poder y a cada persona de su responsabilidad individual y posiblemente

El comportamiento social, las actitudes de las personas y su visión del mundo experimentarán profundos cambios de distinto signo, según una socióloga, que describe algunos de los probables rasgos de la Sociedad que emergerá como secuela la crisis global del coronavirus Covid 19.

A la actual situación derivada de la pandemia y las medidas para intentar contenerla, con efectos prolongados e intensos en la vida de miles de millones de personas, “podemos clasificarla como globalizadora y predominante, pues el resto de las esferas, sobre todo la económica, han quedado subordinado a esta nueva realidad, según la socióloga Alicia Aradilla.

“El Covid 19, un virus, de momento, tan mutable como rebelde, nos ha situado en pandemia mundial y protagoniza cada rincón de nuestras vidas cotidianas y de nuestras palabras”, señala.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies