Septiembre está a la vuelta de la esquina y volver a la rutina nunca es fácil.

La vuelta puede hacerse muy cuesta arriba en algunas ocasiones y a la mayoría de las personas les cuesta coger el ritmo, sobre todo después de haber disfrutado de un mes de ocio.

Los riesgos del estrés para la salud son múltiples, algunos más graves que otros. La doctora Calpe especifica que pueden ir desde las tensiones musculares y la rigidez de mandíbula, hasta el dolor de cabeza pasando por el insomnio y el cansancio extremo. Destacan también las molestias en el pecho, los dolores de estómago, diarreas o estreñimiento, modificaciones en el peso, irritabilidad, apatía y ausencia de deseo sexual y problemas de memoria.

“En cierta manera con nuestro lenguaje interno ya estamos cocinando un asegurado síndrome de estrés post vacacional, en muchas ocasiones, sin tener conciencia de ello, aunque hacerlo de manera poco consciente no influye sobre el estado anímico de estrés al que nos estamos enfocando\”, ha indicado la socióloga experta en lingüística, Alicia Aradilla.

La experta ha continuado con el ejemplo de un último día de vacaciones. “Imagina un último día de vacaciones, relajado, tranquilo, descansado, lleno de disfrute y diversión de los días pasados y en voz alta o internamente, decimos ‘Mañana vuelta a la realidad”.

“¿Qué mensaje estás enviando a tu subconsciente?”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies